Casos Reales de Sueños de Nuestros Lectores

Este blog lo hacen posible personas como tú que nos visitan día tras día para aprender el significado de los sueños que se van teniendo noche tras noche.

Gracias a esos sueños y a la multitud de preguntas que nos llegan a través de los comentarios y del formulario de contacto, nos permiten estrenar esta nueva sección... donde publicaremos aquellos testimonios reales de lectores que han querido compartir con nosotros y con la comunidad sus sueños y así seguir aprendiendo.

Os avanzamos que hay casos reales realmente interesantes e inquietantes y es por ello que vamos a mantener el anonimato del lector (para proteger su identidad).

Si estás pensando en compartir tu sueño con nosotros y que lo publiquemos en el blog, puedes enviarlo desde el formulario de contacto y lo publicaremos lo antes posible.

Esperamos que os guste esta sección y que os animéis a compartir vuestros sueños.

Experiencias e historias sobre sueños - Casos reales


TABLA DE CONTENIDO

    Sueño 1

    Ayer me quedé dormida y tuve una especie de sueño dentro de otro sueño. La cosa es que soñé que estando acostada en mi cama a mi lado había un bebé recién nacido vestido de rosa. Era muy bonito y sentí mucha ternura, aunque apenas podía moverse, entre sueños le di de comer bombones (nubes o marshmallows) como era un recién nacido, obviamente, sólo podía chuparlos.

    A pesar de la ternura que sentía, la criaturita no era mía, o por lo menos así lo sentía y sentí miedo al principio de verlo ahí, al lado de mi cama, en penumbras, luego desapareció.

    Sueño 2

    Te cuento mi experiencia/vivencias en los sueños (seré breve):

    Uno de los sueños que he tenido cuando era joven era que estaba despierto tumbado en mi cama, de noche y con la lámpara de la mesita de noche encendida. Estaba paralizado, sin poder mover ninguna parte de mi cuerpo (sufría parálisis del sueño) y, en ese momento entraban 3 extraterrestres por la puerta de mi habitación y se acercaban lentamente hacia mí. Cuando estaban cerca de mi e intentaban cogerme, me despertaba de la ansiedad que tenía en ese instante.

    Otro sueño “curioso” era que estaba nadando en una playa junto a unos amigos. En ese momento, aparece un tiburón y me muerde en la rodilla. A causa del “mordisco” despierto de mi sueño y, aunque parezca increíble, me dolía la rodilla en la que el supuesto tiburón me había mordido. ¿Casualidad?

    Sueño 3

    Desde pequeño he tenido muchas pesadillas en las que lo pasaba realmente mal, por lo que siempre que soñaba algo malo tenía la necesidad de encontrar la manera de despertarme fuera como fuera. Hasta que empecé a probar cosas que me permitieran conseguir mi objetivo.

    Un día teniendo una pesadilla, necesitaba despertarme con urgencia y salir de esa situación, por lo que gritando la palabra STOP el sueño se paraba y me despertaba en mi habitación. Por lo que de pequeño esa palabra era mi salvación durante las pesadillas.

    Cuando me hice mayor, la palabra STOP dejó de serme útil y ya no conseguía despertarme, por lo que tuve que encontrar otra opción. Dicha opción (que a día de hoy aún uso en mis pesadillas), es hacer el Kame Hame Ha de Son Goku para desprender toda mi energía y así salir de cualquier situación incómoda. Es algo fantástico y mágico, pero a día de hoy me funciona muy bien.

    Otra forma que tengo de despertarme en medio de las pesadillas, es concentrando toda la energía que puedo en mi cuerpo. A causa de esto, no sé ciertamente si al subir el nivel de presión en mi cuerpo real hace que el cerebro envíe una descarga eléctrica al cuerpo que hace que me despierte. Este método de “escape” también me funciona bien a día de hoy.

    Pero de nada sirve conocer la forma de saber escapar de mis sueños si no sé identificar cuando estoy soñando.

    Así que, cuando era joven, en algunas ocasiones soñaba que estaba en un parque, con un peluche en la mano, junto a mis amigos. En ese momento, se acercaba una chica a hablar conmigo (no la conocía) y de repente intentaba besarme. Yo me encontraba avergonzado de que mis amigos y esa chica me vieran con un peluche (que realmente tenía en mi casa) por lo que en ese preciso instante, antes de poder recibir el beso, me despertaba de golpe.

    Ahora comprendo que eso ocurre a causa de que la excitación del cuerpo hace que el corazón bombee más sangre, el cerebro trabaja más deprisa y eso origina “el despertar”... pero antes no lo comprendía.

    Este sueño se convirtió en un sueño recurrente, es decir, soñaba constantemente en lo mismo... sueño tras sueño (en diferentes días, claro está) en el que mi intención siempre era poder recibir el beso de esa chica (aunque yo no la conocía, ni recuerdo como es). Pero lamentablemente siempre ocurría lo mismo (me despertaba).

    Hasta que llegó un día en el que sabiendo que iba a pasar (por recordar el contenido de los sueños anteriores), intenté cambiar el curso del sueño, es decir, sabiendo lo que iba a pasar (ya que, como he mencionado, era un sueño recurrente) actué de una forma diferente intentando engañar al sueño... y al fin logré recibir el beso de la chica.

    En ese momento, ya despierto, comprendí que había conseguido aprender a identificar los sueños recurrentes... y lo más importante, a saber que eso no era real (que era un sueño) y que lo podía manipular más o menos como yo quería. Y aquí es cuando empecé con las experiencias de los sueños lúcidos.

    En el caso anterior aprendí a identificar los sueños gracias a que en repetidas ocasiones, vivía las mismas experiencias y pasaba lo mismo. Pero más adelante, cuando tenía otros sueños, intentaba “ver algo” extraño en el sueño que me dijese que estaba soñando. Al principio no encontraba nada extraño, por lo que no identificaba que estaba soñando... hasta que un día, por fin lo encontré.

    ¿Cómo identificaba que estaba soñando y que todo lo que pasaba no era real?

    Haciendo lo siguiente:

    Si encontraba dinero por la calle o en cualquier lugar, sabía que era un sueño.... porque nunca he tenido la suerte de encontrarme dinero tirado en el suelo... por lo que eso me indicaba que no era verdad lo que estaba pasando.

    Si intentaba ver la hora en un reloj y no conseguía ver la hora porque el reloj se ponía borroso, sabía que eso no era normal y que en ese momento estaba durmiendo.

    Si intentaba leer una revista o un periódico y no conseguía ver las palabras, era un indicativo de que también estaba soñando.

    Si me metía bajo del agua (ya fuera dentro del mar o en la bañera de mi casa) y podía respirar, sabía que estaba soñando porque eso es imposible realizar.

    Si saltaba un muro y conseguía volar, sabía claramente que era un sueño porque realizar eso solo con el cuerpo es imposible.

    Estos ejemplos y muchos más me indicaban que estaba tranquilamente durmiendo en mi habitación. Pero no solo están las formas “agradables” de identificar que estoy soñando.

    Gracias a otro sueño recurrente, en el que yo estaba en casa de mi abuela, al entrar en una habitación oscura intentaba encender la luz. En ese momento, la luz no se encendía (no funcionaba) y debajo de una mesa aparecía una rata que me atacaba. Ese era el momento en el que despertaba.

    A partir de ese momento, este sueño se repetía cada cierto tiempo, por lo que logré saber que era un sueño recurrente ya que siempre pasaba lo mismo... por lo que cuando en un sueño intento encender la luz y esta no funciona, sé que algo malo va a pasar y es cuando realizo el “Kame Kame Ha” de Son Goku o concentro la energía en mi cuerpo para poderme despertar y no tener una mala experiencia.

    Finalmente, para no extenderme más, he conseguido poder controlar los sueños. No en todas las ocasiones ya que para mí hasta ahora ha sido imposible, pero si cada cierto tiempo cuando identifico que estoy soñando.

    Logro volar cuando quiero, que aparezcan las cosas que quiero en ese momento, poder correr muy rápido cuando alguien viene hacia mí e incluso tener “poderes” que me ayudan a que los sueños se conviertan en un juego.

    Y habiendo podido conseguir estas cosas y mucho más, ¿qué es lo que busco o quiero conseguir a partir de ahora?

    Intentar poderme comunicar con amigos y familiares a través del sueño (aunque solo sean dos palabras).

    Cuando tenga la impresión de estar despierto cuando realmente duermo, darme cuenta al día siguiente. ¿Cómo? dejando un objeto hacia arriba en la mesita de noche... y cuando “me despierto y aún duermo” darle la vuelta a ese objeto para que cuando me despierte pueda identificar que lo he logrado.

    Poder anticiparme a lo que va a pasar a partir de ahora (en un periodo corto de tiempo) y así poder afrontar la vida de otra manera.

    Y otras cosas más que, aunque parezca una locura, los sueños me hacen desarrollar más mi cerebro para poder mejorar día tras día en cualquier aspecto de mi vida.

    Sueño 4

    Hola,

    He soñado que alguien me agarraba por la espalda y no me dejaba mover. Intentaba apartarlo de mi espalda que es por donde me tenía cogida y me resultaba imposible.

    Al intentar soltarme, apareció el esqueleto de una cabeza de animal con unos dientes muy largos. Al intentar apartarla, mi mano se metió en su boca y veía como mis dedos se alargaban. En ese preciso momento me despertó la risa de mi hijo pequeño que estaba en la habitación conmigo… me sentí muy cansada como si me hubieran absorbido toda la energía.

    Al despertarme, vi como un objeto redondo de color naranja volaba por la ventana de mi casa durante varias horas mientras notaba las manos de alguien me mantenían sujeta.

    Sueño 5

    Hola, ¿qué tal?

    Les escribo porque me interesó mucho su artículo, les cuento que vengo experimentando este tipo de fenómenos de los sueños premonitorios desde que tengo uso de razón. Al principio no los contaba antes de que sucedieran sino cuando ya habían ocurrido, pues tenía miedo de que no me creyeran ya que en ese entonces yo era muy joven, tendría unos 14 o 15 años.

    Aunque, debo decir que también contaba mis sueños solo después de que sucedieran, porque a mi corta edad no le daba mucho valor ni importancia. Entonces lo contaba cuando había ocurrido porque lo volvía a recordar y me decía: “oye, yo ya sabía eso” y me quedaba tan asustada y asombrada a la vez.

    Con el paso del tiempo esto de los sueños premonitorios se hizo más constante. No es algo que me viva ocurriendo siempre, vamos que no tengo sueños premonitorios todos los días, pero cada vez que tengo sueños de este tipo las cosas que veo en sueños suceden en la realidad.

    Uno de los sueños más recientes de este tipo que he tenido sucedió hace un par de meses atrás, comparto con ustedes mi sueño:

    A inicios del mes de abril solía tener un presentimiento negativo dentro de mí, que me producía llorar pero no entendía la razón. Solo esas ganas de llorar como si estuviera pasando algo trágico, se lo conté a mi marido y él me decía “tranquila nada malo sucederá”.

    A los días tuve un sueño en el cual veía gente de color negra como reunidos, solo eso.

    Fe de esto pueden dar un grupo de familiares porque lo escribí en el grupo de WhatsApp de la familia donde lo compartí con ellos, si alguno de ellos tiene toda las conversaciones aun grabadas pueden mostrarlas.

    En ese momento, mi primo hermano responde en forma de burla que estas personas negras eran mi propia familia y entonces siguieron con las risas.

    Para ser exactos, el día 17 de abril le escribo a mi prima hermana (de eso si ambas tenemos la prueba) por Facebook Messenger que había soñado con un familiar que había fallecido, que lo velábamos en casa de mi abuelo y que veía en este sueño el ataúd de color marrón y a nuestra familia de luto.

    Aquella persona en mi sueño era uno de mis hermanos pero no se le podía ver el rostro con claridad, aparecía borroso, como en una foto desenfocada.

    El día 28 abril, recuerdo con exactitud que estuve preparando para almorzar un potaje para mi niño, como él estaba jugando en la sala y como es muy inquieto y travieso, como lo son todos los niños de un añito mientras cocinaba lo observaba desde la cocina.

    De pronto vi claramente a un niño de color negro, porque puedo describir con detalle cómo era este niño:

    Delgado, cabello corto, casi rapado, se veía tan claro. Aunque lo que más me asombró del niño no fue la nitidez con la que se manifestaba, lo que en realidad me impresionó fue la tristeza que este niño tenía en su semblante, era tanto el pesar que transmitía que hasta sentí pena por él.

    Este niño iba a paso lento, como si llevara algo en brazos. Entonces al pasar por la ventana este se desapareció en la nada.

    No es mentira lo que digo sobre el niño, lo vi claramente. Después de eso, el día transcurrió con normalidad.

    A la noche llegó mi marido de trabajar y se lo comenté.

    Luego nos despedimos porque yo tenía que ir a trabajar, soy recepcionista en una clínica, trabajo como administrativa de admisión sanitaria, en el área de emergencias, por lo que cumplo turnos nocturnos.

    Antes de irme al trabajo casi siempre le dejaba mi móvil a mi hija para que se entretenga viendo vídeos en YouTube, ese día, no sé por qué, me llevé el móvil.
    Sobre las 3:00 am aproximadamente, me llama mi marido desde el teléfono de casa y yo en la trabajo le respondo y le pregunto qué había pasado, muy asustada, él me dice que no ha pasado nada que solo llamaba para que escuche a nuestro hijo.

    Entonces allí me pasa con mi hijo, hablamos poco tiempo, colgué porque tuve que atender a un paciente que estaba ingresando por emergencia y luego me quedé dormida.
    En ese momento siento que me vibra el móvil, cuando me doy cuenta tenía dos llamadas perdidas de mi prima, la prima a quien le conté por el Messenger del sueño que uno de mis hermanos había muerto.

    Rápidamente le devuelvo la llamada y me contesta, ya eran casi las 4:00 am y me dice que su hermano había sufrido un accidente y que recientemente la habían llamado para avisarla que se encontraba muy grave.

    Le pregunté a cuál hospital lo habían llevado, me dijo el nombre de la clínica donde estaba siendo atendido, entonces desde mi trabajo llamé allí para preguntar su estado y su diagnóstico y me dijeron que había ingresado por un Traumatismo Craneoencefálico (TEC).

    En ese momento le pedí al médico de turno de mi trabajo que se comunique con la clínica donde estaba ingresado mi primo, allí le dijeron que su estado era reservado y el pronóstico no era bueno.

    A los dos días falleció mi primo hermano con el que viví desde los 4 años.

    Él fue atropellado por un inconsciente aquella madrugada del 28 de abril.

    Él fue el primo que se burló de mí el día que yo le avise por WhatsApp a la familia sobre el sueño ese tan raro que había tenido.

    Ese sueño, y ese aviso que yo había hecho para él y que él recibió con burlas era para él la muerte y su ataúd fue tal como lo soñé, de color marrón y la tristeza aun la llevo. Ahora lo que quiero es ver fotos de él de niño para ver si el niño que vi pasar por mi ventana era igual a él.

    A los pocos días de la muerte de mi primo sueño como que mi marido y su hermana habían tenido un accidente. En el sueño vi a mi marido parado en un pasillo, que, ahora que recuerdo, era como los pasillos de un cementerio, él hablaba por teléfono y le decía a alguien que él había visto como ocurrió el accidente de mi cuñada y que él estuvo allí.

    Yo pasé por su lado y le pregunté dónde estaba mi cuñada, él me respondió allí me señaló un lugar, cuando entré era una sala grande donde vi a mi cuñada tapada con una sábana blanca y le dije: “bien aquí estas, avisaré a tus padres que ya te encontré por fin”.

    Esa sala donde estaba mi cuñada y mi marido era un lugar nauseabundo, olía muy mal no sé ellos podían soportar estar allí.

    También recuerdo que el sueño escuchaba a mi cuñada decir que debía arreglar un asunto antes que se lo cobraran a él.

    Hasta ahora ni mi cuñada ni mi esposo les ha pasado nada.

    Sueño 6

    Soñaba con un pájaro que picaba la ventana intentando decirme algo, noto que la ventana esta entreabierta, y cuando quiero cerrarla el ave está dentro y me asusta.

    En el mismo sueño estoy durmiendo y me despierta la sensación de que un animal recorre toda mi espalda desde el lado derecho. Era un pez, mi pareja me lo quita y se lo da de comer a nuestro perro, pero vuelvo a encontrar otro pez que parecía estar muerto.

    En ese momento empieza a caminar a toda velocidad como volando por el dormitorio, levanto las piernas para que no me toque y me pasa por debajo y logra tocarme el muslo, provocándome mucho miedo y asco.

     

    Estos casos reales y otros más los compartimos en nuestro ebook "Los Sueños, la Ciencia y Tu: El libro científico de los sueños" para que puedas seguir aprendiendo de forma más exclusiva con actividades, ejercicios y casos prácticos para llegar a otro nivel onírico.

    Subir